Lapsus lengua

Nos ponemos poder creativos: los lapsus lengua o el atractivo de lo insólito

A veces se gana, a veces se aprende. No existen los fracasos sino los resultados inesperados. Sacarle partido a los errores puede ser provechoso en muchas esferas de la vida.

Hoy queremos hablar de un fenómeno que cuando ocurre resulta divertido: los lapsus lengua o fallos involuntarios que se cometen al hablar. De hecho sería interesante investigar por qué las confusiones y los desaciertos a menudo provocan ese efecto gracioso; por ejemplo por qué nos reímos cuando alguien se cae (si no se hace daño, por supuesto). Pero bueno, eso es otro tema.

En esta ocasión haremos referencia a los lapsus lengua (o lapsus linguae). El tema nos resultó interesante para los diseñadores de comunicación visual, que desempeñan una profesión en la que lo inesperado y lo fuera de contexto juegan un papel fundamental, tal como lo expresaba aquella frase: “Comunicar a través de modos no establecidos es el único modo eficaz de comunicar”.

Todos alguna vez hemos dicho una palabra en lugar de otra. A la hora de hablar tenemos en la mente una idea y pensamos emitirla de una determinada manera, pero por algún motivo, cuando pronunciamos la frase, o no ordenamos correctamente cada una de las palabras, o seleccionamos mal la palabra que expresará nuestro pensamiento.

Es interesante que hasta nuestros errores tengan explicación

Pero, ¿por qué hablamos de aprender de los errores? Porque los lapsus lengua han permitido a los psicolingüistas estudiar el funcionamiento del cerebro en términos de lenguaje. Estos patinazos verbales han contribuido a descubrir cómo codificamos lingüísticamente nuestros pensamientos.

Otra pregunta que se han planteado los científicos es si estos deslices de la lengua son simples accidentes o si esconden un mensaje del inconsciente. Freud decía que son aportaciones del inconsciente, formaciones de compromiso entre la intención consciente del sujeto y lo reprimido. En todo caso, los lapsus aparecen siempre en el momento más insospechado. Pueden ser facilitados por la fatiga y la falta de concentración. Según expertos en psicolingüística, una persona puede llegar a cometer hasta 22 lapsus lengua por día.

Espera, ¿y esto qué tiene que ver con diseño?

Algunos podrían estar pensando que un texto sobre el lenguaje no tiene nada que hacer en un blog sobre diseño. Pero más allá de la máxima “una imagen vale más que mil palabras” que nos encanta decir a los diseñadores para exaltar la supremacía del lenguaje visual sobre el textual, no debemos perder de vista que la comunicación visual es una más de las cuatro categorías del lenguaje, e interactúa con el lenguaje verbal, el lenguaje corporal y la expresión sonora en el complejo sistema de comunicación humano.

Nosotros pensamos que conocer sobre los mecanismos de percepción e interpretación humana en general, no solamente del contexto visual, puede ayudar a obtener mejores resultados en esta profesión.

Les presentamos dos ejemplos de publicidades que aprovechan lo inesperado y lo humorístico del juego con el lenguaje verbal para obtener un concepto de comunicación lúdico y además fácil de explotar, ya que ofrece posibilidades de variantes prácticamente infinitas.

El primero pertenece a la cadena de television británica E4. En los diferentes videos publicitarios de la televisora aparecen discretamente mensajes como “It’s sexy o’clock” (en lugar de it’s six o’clock), o “I kissed a grill” (en lugar de I kissed a girl), etc.

El segundo ejemplo es la campaña del diario suizo “Le Quotidien Jurassien” que concebí yo misma a principios de este año en colaboración con el equipo de marketing del periódico. Se trata de una campaña de imagen que debía al mismo tiempo anunciar las nuevas plataformas digitales de la publicación. La idea consiste en colocar juntos los diferentes soportes de manera que los trozos de títulos de cada soporte formen divertidas frases, en apariencia caóticas. Por ejemplo: “Dopado, Trump anuncia un cuscús por la paz”. Todos los títulos son reales, sacados de ediciones anteriores del periódico.

Le Quotidien Jurassien. Publicité Donald Trump. 2018.

“Dopado, Trump anuncia un cuscús por la paz”

Le Quotidien Jurassien. Publicité Saint-Nicolas. 2018.

“San Nicolás y Washington se ponen de acuerdo para hablar de dinero”

Ejemplos de lapsus linguae

Pero bueno pasemos a la mejor parte, que el objetivo no es hacer un tratado sino estimular la creatividad, ¡y de paso divertirse!

Aquí una lista de ejemplos de lapsus lengua que hemos recopilado a partir de experiencias personales y de ejemplos de internet. ¡Hay de todo! Cambios de letras, de palabras, fusión de expresiones…

• No podía meter el carro en el pie (a menos que se trate de Pie Grande).

• Una niña sucia (este lo solté yo, llamé a una niña “sucia” en lugar de “suiza”, ¡y encima delante de su mamá, que hablaba un español perfecto! ¡Trágame tierra!)

• Nos ponemos poder creativos (este lleva implícito todo el poder de la creatividad)

• Me se cayó

• Chesa y frocolate

• El nueble muevo

• Abre la luz y apaga la puerta

• La caperurroja cita

• La luz de alante es la que alambra

• Blancanito y los siete enanieves

• Mi perro gató un matico

• Bocamón de jadito

• Discanely Chover (este se lo debemos a nuestro querido tío Tito)

• Se le fue el curo por la tilata

• Pantarse los bajalones

• Las fundillas bombidas

• La Habaja Viena

• Me tengo que colar el perto

• Se me ponen los pelos de gallina (no pudo decidirse entre “poner la piel de gallina” y “poner los pelos de punta”)

• Ni falta que me importa (combinación de “ni me importa” y “ni falta que me hace”)

• Que no panda el cúnico (que no cunda el pánico)

• Son japonudos estos cojoneses (son cojonudos estos japoneses)

• Las villas serdes

• La carretura tiene muchas carvas

• Se me lengua la traba

• Gracias por la molestia

• Perdone las disculpas

• Tu por tu lado y yo por el tuyo

• Perdona, tienes un cigarrillo?- No gracias.

• “No pude venir porque falleció mi abuelo” “Oh…Perdona”…”Tranquilo, no lo has matado tú”… Creo que aquí hubiese sido mejor un “Lo siento”, pero los pésames siempre son complicados…

• Agarra hoja y papel y te dicto (papel y lápiz)

• El santo madre ha puerto

• Silvia y Mergito (los rectores del instituto Superior de Diseño de La Habana, Milvia y Sergito)

Y eso es todo por el momento. Pero como a 22 errores por día y por persona hay material, seguiremos alimentando esta recopilación. Ustedes por su parte, ¡no duden en añadir en los comentarios otros ejemplos de lapsus linguae que se les escapen a ustedes mismos o a sus conocidos!

¡Gracias por leer y hasta la próxima!

Fuentes consultadas

https://enlalunadebabel.com/tag/lapsus-linguae/

https://www.trendencias.com/psicologia-1/lapsus-sexua-ups-verbales-cuando-nos-traiciona-el-inconsciente

http://www.um.es/docencia/pguardio/documentos/percepcion.pdf

https://www.muyinteresante.es/revista-muy/noticias-muy/articulo/ipor-que-cometemos-los-lapsus-linguae

http://www.buenastareas.com/ensayos/Lapsus-Linguae-La-Psicopatolog%C3%ADa-De-La/1280152.html

https://www.esalud.com/que-es-un-acto-fallido/

https://www.campaignlive.co.uk/article/e4-rolls-eefer-character-first-brand-refresh-six-years/1218877

https://blogs.20minutos.es/nilibreniocupado/2008/07/02/lapsus-linguae/

http://erikaparedesmanrique.blogspot.com/2010/01/lapsus-linguae.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *